lunes, 18 de octubre de 2010

Cambiar

No sé que le ha pasado a esta ciudad, cuando salgo a la calle no me encuentro a nadie, ni a los del cole, ni a sus padres, poco a poco han desaparecido todos mis familiares. Ahora ni siquiera tengo esa extraña sensación de que al cruzar la calle me encontraré un rostro conocido…Nadie. No hay miradas sorprendidas por el encuentro.
Es extraño pero cuando paso por los colegios me he dado cuenta que ya no cantan las canciones que me enseñaron, incluso hay palabras que se han terminado.
Ya quedan pocas amigas, de más de dos años ninguna… conocidas si, intentos de amistad también… pero nada más. La ciudad a veces no me responde cuando le pregunto por mí, apenas me conoce, pero sigo aquí reinventandome en ella, porque me dices que es tuya.





3 comentarios:

Ico dijo...

ay nos vamos haciendo viejos. . los niños andan en internet y los mayores también...Pero pones lo suficiente de tu parte para ampliar tus amistades??? un beso

Filomena dijo...

Pues sí...es señal de que los años van pasando. Y, desafortunadamente, en los colegios ya no se canta, al menos no en los institutos. Los tiempos han cambiado y aún me pregunto si para mejor o para peor. Supongo que para ambos. Cada vez cuesta más hacer amistades nuevas. Hablo de las de verdad. Pero afortunadamente la vida me demuestra a menudo que sigue habiendo muchas personas buenas. Hablo de las de verdad.

Me ha gustado mucho tu reflexión. Supongo que en algún momento todas la hemos hecho. No sé de la ciudad que hablas, pero sigue intentándolo porque merece la pena. Saludos!!

Bruja dijo...

Gracias a las dos por pasear por este espacio. Me reafirman en mi terquedad de creer en la riqueza del encuentro y la amistad.